Altos mandatarios: Sus problemas sexuales salen a la luz

Cuando una celebridad del pop o de la TV es nombrada por sus escándalos amorosos o sexuales, parece más “aceptable” pero qué pasa con los políticos de alto rango, incluso presidentes que sacan sus trapitos al sol…

Sobornados, amenazados por alguna chica, descubierto por los paparazzi o de distinto modo, es cada vez más frecuente ver a los presidentes lejos de las casas gubernamentales y cerca de chicas infernales, que llevan su reputación al demonio… Quizás el caso más vigente y escandaloso sea el de Silvio Berlusconi. El primer ministro italiano, ya tenía su bien ganada fama de “don Juan”; elegía a sus secretarias y figuras políticas de alrededor por su belleza más que por sus cualidades profesionales o trayectorias laborales o académicas; de tanto en tanto alguna jovencita hacía gala de algún romance con Berlusconi aun casado. Hoy, el máximo papelón fue captado por las cámaras en una especie de harén en el que varias mujeres desnudas pasaban un momento con él. Fuentes allegadas sostienen que esta era una práctica muy usual para el mandatario italiano pero esta vez fue vox populi porque las fotos son contundentes y su negación de la cuestión graciosa.

Carlos Saúl Menem, el ex presidente argentino durante la década de los 90, tiene un perfil bastante parecido al de Silvio Berlusconi; gracioso, mujeriego y capaz de minimizar cualquier escandalo con sutiles palabras (que no convencen) y con un tono capaz de liberarse de culpas. Menem, durante sus presidencias, también ha aparecido en cientos de publicaciones coqueteando siempre con mujeres jovencitas y él sí literalmente en un harén, pues siempre se lo veía rodeado de odaliscas, su debilidad, en honor a su descendencia árabe.

Otro presidente recientemente rodeado por el escándalo fue Fernando Lugo, de Paraguay. En este caso el matiz es distinto, pues el ahora político había sido obispo católico y los reclamos de paternidad han sido por parte de una mujer que concibió a su hijo mientras él practicaba el celibato. Tras esta denuncia, dos mujeres más han hecho un reclamo similar en las dos semanas posteriores a que esto se dé a conocer.

La política, los enredos amorosos y escándalos sexuales hoy… más unidos que nunca.